Centro para la rehabilitación de lesiones músculo esqueléticas.

Muchas patologías del hombro se deben a que no existe una buena estabilidad de esta articulación durante sus amplios movimientos, provocando roces de entre los tejidos blandos, terminando en inflamación de estructuras, compensaciones musculares, pérdida de grados de movilidad por retracciones capsulares, rupturas de tendones, entre otros problemas. 

Los movimientos que realiza el hombro se encuentran incluidos en un sistema llamado Cinturón Escapular, que combina la movilidad y la sinergia de diversas estructuras óseas, como la escápula, clavícula, columna cervical y torácica, e incluso costillas, así como también ligamentos, cápsula, músculos y nervios. Es por esto que se hace complicado identificar la estructura afectada porque la sintomatología se puede confundir por la cantidad de tejidos.

La prevalencia del pinzamiento se encuentra entre 45-65 años y es mayor en mujeres, pero las roturas del manguito rotador es mayor en hombres. Considerar que siempre que haya una patología en hombro, revisar cervical primero, ya que pueden manifestarse al hombro y vice versa, pero en menor medida. 

Las causas pueden ser traumáticas, que tienen relación con pacientes jóvenes y están asociadas generalmente a actividades deportivas, hay contracciones bruscas del manguito rotador contra resistencia al caer con brazo en abducción, golpeando en el suelo, como en el básquetbol, rugby, balonmano, esquí, equitación, entre otros. Por otro lado, pueden ser degenerativas, ocurre entre la cabeza del húmero y el acromión, este último va a producir un roce en todos los movimientos de abducción (separación) de la cabeza causando un desgaste que generará una rotura, esto se refleja en pacientes de avanzada edad.

Unos de los síntomas comunes son los dolores al dormir sobre el mismo hombro afectado, y en patologías más severas dolor en el hombro contrario del lado que se acuesta, ya que las posturas mantenidas durante la noche cambia a nivel discal y se refieren hacia el hombro.

Para lesiones traumáticas hay bastante dolor y aumento de volumen. Ante eso en los servicios de urgencia se toma una radiografía para descartar la existencia de una fractura, indicándole antinflamatorios y aplicación de hielo. Sin embargo, el dolor puede mantenerse, sobre todo cuando hay elevación, contraresistencia o rotación interna. Se produce además inflamación producto del traumatismo inicial, pero en una rotura traumática (completa o parcial del tendón), muchas veces no se nota superficialmente. Se percibe más bien en los movimientos y en algunas fuerzas donde es más claro el dolor.

La prevención de las lesiones traumáticas suelen ser difíciles. Dependiendo del deporte que practique, el desarrollo muscular siempre va a estar protegido de las luxaciones o de tener una lesión traumática del tendón, porque la musculatura va a servir de protección. Sin embargo, en pacientes con edades más avanzadas la consulta anticipada a un dolor de hombro podría evitar que llegara a la rotura haciendo un tratamiento previo, tratando de evitar que esta lesión pudiera terminar en una rotura del tendón.

Durante las patologías de hombro, el tendón del bíceps, se convierte en el principal estabilizador de cuando el manguito rotador falla. Es poco probable que llegue un paciente con dolor de hombro cuando se inició, si no que ya lleva un tiempo de evolución y lo más seguro que el manguito rotador se haya fatigado o distendido y lo que perpetúa el dolor por lo general es una tendinitis o una tendinosis del tendón del bíceps que trata de estabilizar la articulación, pero como no es su función principal tiende a inflamarse o deteriorarse y de generar mayor incapacidad y dolor.

El pinzamiento es simplemente la disminución del espacio sub-acromial y por movimientos repetidos en el tiempo tiende a generar una alteración del tendón del supraespinoso (generalmente). Pero el tendón no es el que genera dolor principalmente, es la bursa subacromial o subdeltoídea que a veces tiene conexiones con la cápsula, por lo tanto una articulación inflamada lo más seguro es que la bursa lo esté, y genere mayor dolor, o por una tensión del tendón del biceps, un strees, por la conexión que tiene con la bursa genere una bursitis asociada.

Existen distintos tipos de pinzamientos de hombro:

Pinzamiento externo o extrínseco: Son aquellos de tipo primario, involucra a los pinzamientos subacromiales o subcoracoídeos. 

Pinzamiento extrínseco secundario:  Se produce secundario a inestabilidad glenohumeral, por alguna razón se mueve inestablemente y hace más propenso el choque a que llegue antes. Ocurre en deportistas con lanzamiento repetitivo, fatigando la musculatura estabilizadora produciendo una inestabilidad de la glenohumeral y provocando el pinzamiento, deportes como balonmano, tenis, beisbol, nadadores, voleibolistas.

Pinzamiento interno o intrínseco: Aquellos que involucra el labrum o el reborde glenoideo. Las estructuras se pinzan contra el rodete glenoideo.

El diagnóstico se realiza mediante test médico-kinesicos y se complementa con exámenes de imagen como la ecografía o una resonancia magnética, que muestra la generalidad y detalle de toda la articulación y quizás alguna otra patología asociada.

El tratamiento de los pinzamientos en etapas iniciales o roturas de menos del 50% de compromiso, el procedimiento es conservador, se realiza un tratamiento kinésico que va orientado a ejercicios de tipo regenerativos que ayudan a que esto cicatrice, manteniendo la estructura y la elasticidad, estabilidad de la zona, corrección de posturas, fortalecimiento, propiocepción, y reeducación de gestos deportivos. En cambio, cuando hay una rotura completa el tratamiento es quirúrgico, donde se reinserta el tendón. 

La rehabilitación para los tratamientos conservadores en roturas parciales requieren aproximadamente 2 meses de recuperación para que cicatrice. En cambio, la cirugía requiere de por lo menos 3 meses antes del retorno deportivo.

Durante este tiempo la persona no deja de hacer actividad física, permitiendo mantener y/o mejorar la capacidad cardiovascular. En un post-operatorio, se deben movilizar las articulaciones que están cercanas a la zona afectada (codo, mano, cuello), dentro de lo que se pueda y según la lesión que se tuvo, con protección las primeras semanas para que cicatrice bien.

Los resultados de los tratamientos en roturas traumáticas de pacientes jóvenes con que presentan tendones de buena calidad superan el 90%, pero en los que tienen roturas degenerativas el problema es la calidad del tendón y existe una degeneración de los músculos del manguito rotador que aumenta con la edad. 

 

DANIEL MIRANDA O.
TMO - U. CHILE
KINESIÓLOGO

Horarios de Atención:

Lun - Vie 09.00 - 21.00hrs  

Sáb 10.00 - 13.00hrs

Teléfono: 32 217 9034

Reserva de Horas: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Dirección

Dirección: 12 Norte #785

(edificio Pamplona),

Of. 504, (esquina 1 Oriente). 

Ver el Mapa

 

Síguenos